Antes de usar el Voto Nulo, por favor lee esto.

Posted By Jorge Avila Meléndez / 13 junio, 2009 / , , , / 14 Comments

En las elecciones actuales se ha promovido como nunca antes el uso del Voto Nulo, lo que algunos llaman “el rechazo a un sistema electoral que no funciona”. Me ha llamado la atención que incluso reconocidas personalidades de la vida política así como de los medios se han pronunciado públicamente a favor del mencionado Voto Nulo.
En las redes sociales como Twitter, Facebook, entre otras también se ha hecho una gran campaña por ejercer el Voto Nulo; algunos lo promueven porque les conviene, otros porque están convencidos.
Ahora, ¿qué es el Voto Nulo?, El Voto Nulo es una opción de invalidar nuestro voto, es decir, ir a votar pero no votar por nadie. Ciertamente esto es diferente al abstencionismo (no ir a votar). Como finalidad se busca exponer la inconformidad del votante ante un sistema electoral / político que no está funcionando, que presenta el mismo “show” de siempre sin atender a las necesidades reales de la población.
Nuestros partidos y gobierno, como cualquier otra empresa está conformado en parte por gente honesta y capaz, así como por incompetentes y corruptos (por mencionar nada más algunas de sus “cualidades”), y esta gente viene de todos los partidos, es decir, no se puede culpar a un partido en especifico por ser el responsable de todo lo malo (o bueno) que sucede en nuestro Gobierno. La realidad es que nuestros políticos han dejado mucho que desear todas estas décadas, ya que seguimos con problemas que fácilmente hubiéramos sobrellevado de haber aplicado las reformas necesarias en los momentos adecuados; ahorita se trabaja en base a emergencias, dónde truene le arreglan temporalmente, sin trabajar en el fondo de las cosas (en muchas ocasiones porque nuestros políticos están sirviendo a otros fines distintos a los de México), ahí tenemos el caso de la reforma Petrolera, Hacendaría, Energética, entre muchas otras. 
Esto ha ocasionado que mucha gente se sienta molesta con el Gobierno y fácilmente sea convencida para ejercer su Voto Nulo, vaya, qué mejor forma de decirle al Gobierno que no estamos a gusto que con una votación de “alta asistencia” pero con un considerable porcentaje de Votos Nulos, un exclamo de “Ya no queremos lo mismo”. 
En lo personal, yo me pregunto, si votamos en nulo, ¿qué pasará?, ¿nuestros partidos políticos van a aceptar sus errores?, ¿van a cambiar?, ¿comenzarán las cámaras de Diputados y Senadores a generar las leyes que necesitamos?, ¿se pondrá el Gobierno a trabajar en lo que necesitamos?… No creo, al contrario, creo que el Voto Nulo (aunque sea una nota para los medios por unas semanas) quedará en el olvido al paso de un tiempo, y todo seguirá como hasta ahora. Sé que muchos pueden no concordar conmigo, por lo que me gustaría ejemplificar a continuación lo que trato de decir.
Imaginemos que tranquilamente íbamos viajando en bote por un río, periódicamente cambiábamos a nuestro capitán, el cual se encargaba de marcar el curso en nuestro viaje; al ir disfrutando del paseo no percibimos que nuestros diferentes capitanes fueron tomando diferentes caminos por el río, y dado que algunos no dieron el adecuado mantenimiento al bote, y que algunos otros tomaron rutas no muy buenas, resulto que al cabo del tiempo nos dejaron en un pantano pestilente, hasta que un día el bote ya no pudo avanzar más. Fue entonces cuando llego el tiempo de cambiar el capitán una vez más, y alguien mencionó que deberíamos Votar en Nulo, para dejar en claro que no estábamos de acuerdo con la oferta de capitanes ni con sus acciones, así que en esa votación estaríamos escogiendo una de dos opciones:
I) Primera opción. Un porcentaje votamos en nulo, y dejamos en claro que no estábamos de acuerdo, y que queríamos un cambio. El tema se comentó durante semanas en el bote, hasta que todos regresamos a nuestras actividades de siempre, ya que otro porcentaje VOTO por uno de los capitanes, el cual al ser el votado único resulto ganador, y regreso con sus malas decisiones y falta de previsión al mando del bote, por lo que seguimos en un ciclo perdidos por los pantanos.
II) Segunda opción. Decidimos no utilizar el Voto Nulo, y comprometernos razonar de forma personal y a conciencia sobre los candidatos a capitán del bote (descartamos los rumores, promesas falsas, promesas sin cómos, y nos quedamos con los hechos, las acciones previas de los candidatos, aunque fuera poca información o a veces no muy buena), sabíamos que nadie era “lo que necesitábamos”, pero estábamos seguros que si elegíamos “la mejor” opción, haríamos que en las siguientes elecciones se tuvieran que presentar mejores candidatos para que alguien más pudiera ganar, y al paso del tiempo iríamos mejorando la calidad de nuestro capitán y por ende nuestro bote iría por mejores rutas y con menos problemas técnicos, es así que poco a poco, y con el esfuerzo de todos saldríamos adelante.
¿Qué opción tomaremos para nuestro bote este 5 de Julio?
Del Voto Nulo, entiendo lo que se busca (y sobre todo entiendo la desesperación que se siente al ver las acciones de nuestros políticos), mas al estar todos en México (nuestro bote), me considero co-responsable de lo que sucede en él. Por lo tanto, los invito a considerar el ejemplo previo; cada quien es libre de votar por quien le parezca el mejor candidato.
Al final, si consideras que el Voto Nulo todavía es lo mejor para México, pues adelante, porque aunque no comparta la idea, tú eres libre de ejercer tu voto como mejor te parezca.
Saludos,
Jorge Avila
Nota: No estoy afiliado a ningún partido, o medio de comunicación. Tampoco soy experto de la materia, sólo soy una persona como tú, que busca compartir este artículo con la esperanza sea de utilidad y ayude a sacar a México adelante, que será un proceso de muchos años.
Tags: #VotoNulo, VotoNulo, Voto Nulo, Voto en Nulo

Comments

Comments are not allowed